Leyenda. Los amantes de Teruel.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyenda. Los amantes de Teruel.

Mensaje por C.Trueno el Lun Dic 27, 2010 9:54 pm

Es famosa en el mundo entero, la tragedia de amor de Romeo y Julieta, magnificada en la literatura por el genial William Shakespeare, y en nuestros días llevados al cine en multitud de ocasiones.
En nuestro país, en la misma línea de Romeo y Julieta, contamos con la leyenda de Los Amantes de Teruel, tan profunda y trágica como la tragedia de Verona.
La leyenda reza de la siguiente forma. En la ciudad de Teruel, en los primeros años del siglo XIII, vivían los jóvenes: Isabel de Segura y Juan Diego Martínez de Marcilla, cuya amistad venia de niños, con los años se transformó en amor profundo, hasta el punto de que Diego solicitó en matrimonio a Isabel, como carecía de fortuna el padre de Isabel, le da como plazo cinco años, para conseguir riquezas, al cabo de los que permitiría la unión
Diego acepta la condición, se despide de Isabel, con la promesa de ella de que le esperará y parte a las cruzadas.
Durante el tiempo de espera, Isabel sufre todo tipo de presiones por parte de su progenitor, para que se despose con el señor de Albarracín, presiones que soporta sin ceder, llegando así al final del tiempo, y viéndose obligada a aceptar la boda, emplazándose esta para el día en que se cumplían los cinco años. En ese mismo día regresa Diego convertido en un gran señor, pero con tan mala fortuna que la boda ya se ha celebrado, a pesar de ello Diego consigue ver a Isabel y le pide un beso, ella se lo niega por ser una mujer casada. Diego muere en ese instante de dolor.
Al día siguiente se celebran los funerales, a los que acude una joven enlutada que besa el cadáver de Diego, era Isabel que venía a darle a su enamorado el beso que le negó el día anterior, muriendo sobre él en ese mismo momento, del mismo mal, “amor”.
En 1555 se descubrieron las momias enterradas en la capilla de San Cosme y San Damián. Junto a ellas, según el testimonio posterior del notario Yagüe de Salas, apareció un documento antiguo que recogía el suceso.
Juan de Ávalos esculpió las estatuas yacentes bajo las que reposan ahora las momias. La fría serenidad de los Amantes, cuyas manos no llegan a juntarse, es símbolo de un amor que desborda los conceptos humanos.

Los restos de los Amantes se pueden visitar en el Mausoleo de los Amantes anexo a la Iglesia de San Pedro de Teruel, un edificio de nueva construcción donde, además de poder contemplar las esculturas de Ávalos, se encuentra el mural realizado por Jorge Gay Un amor nuevo, así como uno de los bocetos del cuadro de Muñoz Degrain que se encuentra en el Prado y diversas obras musicales, literarias, cinematográficas que la historia de los Amantes ha suscitado.
avatar
C.Trueno
Ahorro Euros
Ahorro Euros

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 10/03/2010
Edad : 67

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.